Artículos del día 27 de febrero de 2016

ver lista completa con cuerpos de artículos

Lo que Pablo Iglesias no sabe de Cataluña

Que Cataluña está sometida actualmente a una dictadura burguesa  es algo que, a juzgar por sus declaraciones y actuaciones, Pablo Iglesias no sabe.

Al parecer, el doctorado líder de Podemos tampoco sabe que esa dictadura burguesa y anacrónica se ha fraguado mediante una cadena de fraudes de ley perpetrada a partir de 1978 y, por lo tanto, a lo largo de todo el  período democrático.

Podemos afirmar, pues, que Pablo Iglesias, líder de nuestra izquierda teóricamente más radical, ignora que los beneficiarios de esa dictadura  son en realidad integrantes de un sector de la burguesía catalana, siempre desleal y oportunista, mientras que las  víctimas deben buscarse entre los miembros de su comunidad de lengua española y sentimiento español.

Sí, doctor Pablo Iglesias, en Cataluña hay hoy dos comunidades político-lingüísticas: una comunidad  minoritaria y opresora que monopoliza todas las instancias de representación democrática y todos los resortes de poder, y una comunidad mayoritaria y oprimida que, además de ser marginada y discriminada de manera sistemática, cuando conviene –por ejemplo, en tiempo de elecciones y referendums– es instrumentalizada para escenificar una pantomima democrática y, con ella, el falso juego de los partidos políticos.

La experiencia nos enseña y nos confirma que tanto lo que el tal Pablo Iglesias  sabe como lo que ignora sobre Cataluña y los ciudadanos de Cataluña –catalanes y no catalanes– se lo debe a sus confidentes del PSC, Partido de los Falsos Socialistas de Cataluña, heredero  de la doctrina y la praxis de Pasqual Maragall, padre de la tercera vía y todas sus variantes.

En este contexto me permito poner en conocimiento del doctor Pablo Iglesias que en Cataluña el núcleo más duro e insolidario del separatismo burgués está integrado, en gran parte, por docentes y otros intelectuales de una izquierda  tan ideologizada como socialmente insolidaria, en maridaje tácito, lógicamente civil, con elementos del clero.

Todo ello significa en definitiva que cuando el doctor Pablo Iglesias apoya la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña –referéndum necesariamente manipulado– está apoyando y reforzando la presión y la  opresión de su  burguesía sobre las clases populares más necesitadas de esa sociedad.

Ahora ya lo sabe.