Los señores de la República de Catalunya

Aunque alguien me tilde de mentecato por partida doble (en catalán escolástico, tros de quòniam), considero que  la República de Catalunya está a punto de convertirse en un hecho incontrovertible e irreversible, casi en la misma medida en la que España, patria que fue de los españoles, se está convirtiendo a la vez en un deshecho y un desecho.

Un hecho es también, y además innegable por manifiesto, el mangoneo  de la política catalana y, en medida creciente, de la política española por parte de la burguesía condal, erigida en clase social superior gracias al nuevo puente Madrid-Barcelona y Barcelona-Madrid.

Como corresponde, esa burguesía intriga sin parar y sin abandonar su momentánea y muy constructiva tarea de tender puentes.

De la colaboración a la fusión, de la fusión a la fagocitación y de la fagocitación al cambiazo, también llamado tocomocho.

En definitiva, la implantación de la República de Cataluña, incluida la suplantación de España, está siendo trabajo de truhanes, aunque ellos se consideren señores y exijan ser tratados como tales.

 

CaixaBank y Bankia: de la fusión a la fagotización

En un primer momento,  la nueva entidad bancaria se define,  se presenta y se vende a la opinión pública como resultado de una fusión de carácter integrador, aunque  curiosamente contará desde su alumbramiento, y por lo tanto desde antes, con dos sedes sociales, una en Madrid, antigua capital del antiguo Reino de España, y otra en Barcelona, futura capital de la futura República de Cataluña.

A partir de ese momento se iniciará el doble proceso de fagozitación: la República de Cataluña engullirá al Reino de España y CaixaBank engullirá a Bankia.

Y, colorín colorado, el futuro ya ha empezado.

Las bombas fétidas de Enric Juliana

En mi memoria,  Enric Juliana tiene un largo historial de agente separatista especializado en subversión periodística.

El muy iluso deja caer sus añagazas sobre el papel como si fueran  bombas fétidas, convencido de que nadie va a descubrir la mano del artista.

Ejemplo

Crece en toda España un difuso enfado con Madrid por ser multiplicador de problemas.

Yo diría que este mensaje y otros del mismo cuño  están impregnados de los aromas de Montserrat.

 

El Franquismo y España

Me duele profundamente que se identifique el Franquismo con España y todo lo español para, acto seguido, utilizar el constructum como coartada con la que proceder a la  descalificación global  de mi Patria, esencia e historia, en nombre de la verdad y la democracia.

Objetivo del separatismo catalán

Entiendo que el objetivo último del separatismo catalán ha sido siempre acabar con España y todo lo español. En ese objetivo culmina su plan estratégico, cualquiera que sea la hoja de ruta o el plan táctico que haya decidido adoptar y seguir en cada momento.

Destruir España con la colaboración suicida, irracional, siempre incomprensible de los españoles. 

Eso es lo que veo y en eso es en lo que, mal que me pese, colaboro ahora con mi cobardía y mi impotencia de viejo.

Para mí, nuestra Monarquía no es un institución  digna de respeto, es un vejestorio corrupto, licencioso y amoral. 

Evidentemente, una imagen ideal para el enemigo.

Anomalías

Pienso que no he tenido padre, pero he tenido una madre que, por coraje y entrega, ha sido a la vez madre y padre.

Hace muchos años, alguien ¿clarividente? me dijo: Tu padre murió para que tú vivieras.

Pienso que mi vida ha sido una anomalía, pero ¿ha sido también una desgracia?

 

Herencias

Entiendo que nuestra derecha social y política está empeñada en seguir siendo y apareciendo  como heredera ideológica del franquismo por creer -en mi opinión, injusta y  erronéamente- que el tiempo ha trabajado, trabaja y trabajará a favor suyo.

Según el Marianín de turno y sus respectivos subalternos, todo lo que hay que hacer es simplemente aguantar el tipo.

Entiendo asimismo que  en España nunca ha habido una izquierda social  e ideológica auténtica y mucho menos patriótica.

Yo, hijo de un obrero socialista asesinado el 13 de septiembre de 1936 con tres compañeros suyos, blasfemo: La izquierda o es social y patriótica o no es nada.

Si, en mi opinión, Pedro Sánchez es un ejecutivo político decidido a mantenerse en el poder el mayor tiempo posible a cualquier precio, Pablo Iglesias es esa criatura infame dispuesta a vender los votos de los trabajadores  españoles  a una burguesía históricamente apátrida y desleal con tal de asegurar la destrucción de España.

Hablo de la burguesía catalana o, para ser menos impreciso, de su sector más antisocial e insolidario.

Y si es cierto que ignoro cuál es la ideología de Pablo Iglesias, me inclino a pensar que es un ser alienado, profundamente alienado.

Aclaración

Dicen quienes saben y entienden que, cuanto mayor es la alienación, menor es la consciencia  que el alienado tiene de ella.  

 

 

 

 

La vida como creación

Pienso que, como creación ex nihilo, la vida es el sarcasmo absurdo de un dios inicuo.

Pienso que nadie le obligó, nadie le convenció de que con esa creación/vida/sarcasmo acrecentaría su poder y su gloria.

Pienso que hacer sufrir a criaturas atrapadas en la contingencia y sufrir con ellas y por ellas es impropio incluso de un dios humano.

¿Es todo dios, siempre y solo  humano,  una creación inicua?

La cuadratura del círculo ideada por los separatistas catalanes

 

De acuerdo con mis indagaciones y elucubraciones, la cuadratura del círculo ideada y maquinada por los separatistas catalanes es así de sencilla.

Se promueve la desintegración de España y, dentro de su marco, la independencia de Cataluña, hasta ahora parte de España, pero al mismo tiempo se promueve y se consigue la integración/unificación del viejo sistema bancario español, con la única y pequeña diferencia de  que en adelante estará  bajo la dirección y la supervisión exclusivas  de los separatistas catalanes, sólo separatistas, sólo catalanes.

Hecho eso, todo lo demás es pan comido.

Nota

En el lenguaje del hampa este tipo de timos, todos ellos idénticos en su esencia, recibe los nombres de el Cambiazo y el Tocomocho.

 

Cataluña: España. Hechos y conjeturas

Entiendo que si los separatistas catalanes se imponen en su lucha contra el  Estado de derecho llamado España es obligado suponer que se impondrían  también, sólo que con más facilidad, si lucharan a favor de un Estado de derecho llamado  España, a no ser que decidieran traicionarlo,  que, a mi entender, es con toda seguridad  lo único seguro en todos los supuestos. 

Sabadell, septiembre de 2020