Artículos del día 28 de julio de 2018

ver lista completa con cuerpos de artículos

Orden

Llevo muchos años pensando en el orden y, al hacerlo, procuro  pensar siempre con orden.

El orden como medio y el orden como fin.

A estas alturas de la historia humana es obligado admitir que hay muchos tipos de orden o, si  se prefiere,  muchos órdenes de orden. Yo he identificado unos cuantos para mi uso y consumo, pero, curiosamente, aún no los tengo ordenados por completo. Imagino que con un poco de benevolencia  a eso se lo podría llamar  orden in progress. 

Ejemplos:

Orden natural

Orden humano

Orden divino

Orden lógico o racional

Orden teórico

Orden práctico

Orden estático

Orden dinámico

Orden funcional

Orden in progress

orden espacial

Orden temporal

Orden espacio-temporal

Orden sincrónico

Orden diacrónico

Orden decorativo

Orden estético

Orden de elementos homogéneos

Orden de elementos heterogéneos

Etcétera, etcétera.

El orden -un orden a medio camino entre la lógica/racionalidad y la funcionalidad/estética- es mi elemento y mi alimento, pues en él vivo y de él vivo, o, al menos, asi lo creo, como  creo con Espinoza que en definitiva sólo hay un orden, un orden cósmico que lo abarca todo, también el caos entendido a la vez como otra forma de orden y como desorden.

Pero ¿existe realmente el desorden? Sí, aunque sea sólo una forma de ignorancia.

En el ámbito de las relaciones humanas he descubierto que el orden es una forma de sinceridad y viceversa en cuanto que orden y sinceridad son transparentes, al menos para mí.