Esperanza Aguirre: ¿sí o sí, no o no?

Imagino que Esperanza Aguirre seguirá adelante con su proyecto,  un  proyecto unipersonal, cada vez menos secreto y cada vez menos clandestino, con visos de intriga y muy pocas probabilidades de éxito.

¿Sí o sí, no o no?

Imagino que Esperanza Aguirre es consciente de que su nostálgica evocación del Estatuto de Cataluña no le va a proporcionar votos sino que, todo lo más, la va acercar a Pilar Rahola. A la postre  tendremos una fiera corrupia en la Barceloneta, puerto fenicio del mar de la Sargantana, y otra fiera corrupia en  la Puerta del Sol, centro histórico de la España radial.

¿Sí o sí, no o no?

Imagino que Esperanza Aguirre se duele de que el proyecto económico del Partido Popular triunfe y saque a España de la crisis, porque ese proyecto es obra –¿exclusiva?– de Montoro y su equipo y ella,  la muy lianta, ni ha intervenido ni interviene en él si no es para intentar sembrar cizaña.

¿Sí o sí, no o no?

Imagino que Esperanza Aguirre no va a poder ni con la Cospe ni con Mariano y al final,  para seguir viva políticamente, tendrá que volver a repartir besos entre sus queridos  y odiados compañeros de viaje.

¿Sí o sí, no o no?

Imagino que Esperanza Aguirre es sabedora de que le quedan pocos telediarios y de que, probablemente, en uno de esos telediarios el contable Montoro o uno de sus subalternos va a anunciar lacónicamente: “Españoles, la crisis ha terminado”.

¿Sí o sí, no o no?

Añadir comentario

Puedes usar los tags html <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> . El nombre y el email son campos requeridos, el email no se publicará, solo es para controlar.