España necesita una derecha derecha

La situación actual, endémicamente  actual, del Partido Popular me parece tanto más grave cuanto que su aparato burocrático no se muestra dispuesto ni a barrer su sentina ni a que lo barran a él.

Como tantas veces en la historia reciente de España,  el aparato de esta formación política  se empeña en ser la solución cuando es claramente el problema. Y a juzgar por sus maniobras y por las declaraciones de sus nuevos representantes -todos ellos de segunda y tercera fila- no está dispuesto a abandonar el control del partido.

Mal, muy mal para el PP, para la derecha y para España.

A mi entender, su patología  no se cura con una pseudorregeneración tipo Casado y compañía ni con un lavado de cara a cargo de un afamado spin doctor de la escuela de Boston.

Limpieza y sólo limpieza.

Limpieza de hechos pasados y de nombres pasados y presentes.

Mientras tanto me quedo con  la primera y última declaración de Aznar que conozco: “Con los separatistas catalanes no nay nada que tratar”.

Añadir comentario

Puedes usar los tags html <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> . El nombre y el email son campos requeridos, el email no se publicará, solo es para controlar.