Artículos del día 13 de enero de 2009

ver lista completa con cuerpos de artículos

La gran conjura del separatismo catalán

Ernest Benach, presidente del Parlament de menos de  la mitad de los catalanes y, por lo tanto, de  menos de la mitad de  Cataluña, ha lanzado una nueva, probablemente no última, amenaza al Tribunal Constitucional, anunciando  una «crisis de Estado sin precedentes»,  si dicho Tribunal osa  fallar en contra del Estatut, según él, «aprobado democráticamente por el pueblo de Cataluña».

Pájaro bobo está cansado de decir que ese Parlamento no es ni legítimo  ni representativo ni, por consiguiente,  democrático, ya que tanto los partidos políticos de Cataluña como su Parlamento están dominados  casi totalmente,  ab origine, por los representantes de la comunidad de lengua catalana, mientras que la comunidad de lengua española, aun siendo mayoritaria, ni tiene ni ha tenido nunca una presencia mínimamente aceptable en términos de representación democrática ni ha intervenido en momento alguno  en la redacción y tramitación del mencionado  Estatuto por la sencilla razón de que en él no se reconoce su existencia.

Por lo tanto, en opinión de Pájaro bobo, todas las leyes y disposiciones del Parlamento de Cataluña son inmorales, ilegítimas, ilegales y delictivas, en cuanto que responden a un fraude de ley con carácter de conjura, como es la usurpación planificada,  secreta  y, por definición, dolosa  de las instituciones de representación democrática existentes en  la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Eso es algo que el Tribunal Constitucional debe tener necesariamente en cuenta o, si se prefiere, investigar desde su origen para valorar tanto el Estatuto como las restantes leyes y disposiciones emitidas por el Parlamento de Cataluña y, en definitiva, la legitimidad de las instancias  de decisión y representación existentes en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

En cualquier caso, si Ernst Benach amenaza con una crisis de Estado, Pájaro bobo considera que tal amenaza es suficiente para que  en su momento, y siempre con carácter preventivo, la autoridad competente proceda a la suspensión temporal de la Autonomía catalana.

En opinión de Pájaro bobo, ahí hay una situación gravísima  a denunciar para el partido político que esté dispuesto a acabar con la conjura del separatismo catalán antes de que, avanzando  por vía de los hechos consumados, sea demasiado tarde.

Pregunta ingenua e intempestiva: ¿puede alcanzar la independencia Cataluña a partir de una conjura y utilizando impunemente una cadena de fraudes de ley?

Una Nebrera joven, belicosa y ambiciosa

Pájaro bobo está convencido de que si en el Sanedrín catalán se admitiera a las mujeres, la Nebrera sería una de las admitidas. Naturalmente, después y detrás de doña Marta, la florista.

Pero, como la dicha y redicha Nebrera  posee habilidades sumamente útiles para la causa catalanoseparatista, este pájaro se inclina a pensar que Pujol ben Gurión, autoridad suprema  de la mencionada instancia autonómica, ya  la habrá nombrado, como mínimo, adjunta a la Presidencia, que es un cargo que da mucho juego y no obliga a nada: ni a él, otorgador/otorgante, ni a ella, beneficiada y beneficiaria.

En cualquier caso, Pájaro bobo está seguro  de que la tal Nebrera hará carrera en el ámbito de la Generalidad. Para empezar, la colocaron en el Partido Impopular de Cataluña con el encargo de continuar y rematar la labor de Josep Piqué,  el fugado de Exteriores, hasta convertir su parcela en un erial y transferir los  restos o despojos humanos a Convergencia. El encargo llevaba implícita la tarea de amargar la vida a la Camacho, presidenta de la formación, pero más como premio y gratificación que como trabajo ingrato. A día de hoy, la dama ha cumplido  am excreix!

Protegida por el Sanedrín, la Nebrera no sólo domina de facto el espacio socio-político del  más impopular de los partidos catalanes, sino que  además es capaz de poner en fuga con sus alaridos  a cualquier figura de bulto redondo que se le  acerque.

Al amparo del Sanedrín,  a la Nebrera,  joven,  belicosa y ambiciosa, le espera un futuro prometedor,  no exento de percances, trifulcas  y revolcones.

Pregunta ingenua e intempestiva:  ¿y si la tal Nebrera fuera llamada a sustituir, en fecha no lejana,  a la tal Chacón como ministra de indefensa del Reino de España?

El idióticon de Pájaro bobo
Sanedrín catalán.
Existe un Consejo Asesor de Cataluña. Como este Consejo, máxima  autoridad moral  del país para los catalanes de mena, está formado por prohombres de la política, las finanzas, la cultura y el clero  pertenecientes, casi en su totalidad, a las grandes familias de la burguesía barcelonesa,  Pájaro bobo lo bautizó, por su cuenta y riesgo, con el nombre de Sanedrín catalán, ya que a su modo de ver está inspirado en la institución bíblica.