Artículos de abril de 2009

ver lista completa con cuerpos de artículos

UPyD y Rosa, la rosa de los vientos

Como el Insomne  ya tomó su decisión,  desea mucha suerte y muchos éxitos a UPyD y, concretamente,  a Rosa Díez,  rosa de los vientos, a la que considera una buena mujer y una buena española. Imagina que la pobre  va a necesitar de lo uno y  de  lo otro.  Como él vive no lejos del mar de la Sargantana, donde ahora lo español no está precisamente  bien visto, se permite recomendarle que tenga cuidado con el fuego enemigo, pero también, y acaso más, con el fuego amigo.

En el ámbito de la traducción existe la figura de los falsos amigos, palabras fonética y/o gráficamente idénticas en dos o más idiomas pero con significados propios y diferenciados  en cada uno de ellos. Ejemplo, canalla, que en español significa, más o menos, sinvergüenza o maleante y en catalán es sinónimo de chiquillería.

Y de la misma manera que en el ámbito de la traducción existen los  falsos amigos, en el de la política existen los  falsos aliados y los falsos afiliados.

Lo dicho: «¡Suerte,  Rosa, rosa de los vientos!»

Margarita,  que soporta la  compañía  del Insomne y se beneficia de ella,  dice a menudo que éste  tiene un problema capital:  ve lo que los demás no ven y, como consecuencia de ello,  no respeta las convenciones sociales que los demás respetan y, según él, se empeñan en  obligarle a respetar.

Hace tiempo el Insomne se apropió  el lema «los héroes han nacido para ser libres», formulado por un loco ilustre. Por entonces ya había leído a Ortega y Gasset y su diagnóstico: «Todo ser poseído de una idea es un loco a los ojos de los demás».

En esas condiciones  asiste ahora, horrorizado,  a la destrucción de España. Islas e islotes a la deriva en el mar de la Sargantana, ¿verdad, Juliana?

Mientras tanto, el versificador, acaso poeta, declama y blasfema de nuevo:

«Truéquese en risa mi dolor profundo,
que haya un cadáver más  ¿qué importa al mundo?»

Fuego cruzado sobre UPyD

Domingo de Ramos.
M. Martín Ferrand, pluma sazonada de ABC, diario de la derecha ideológica  más rancia  y, curiosamente, también  de buena parte de los españoles sin ideología pero con bandera, ha valorado negativamente  la abstención de UPyD en la votación para elegir a la lindakara vasca y ha aprovechado la ocasión para decir o, al menos, dar a entender que, a su juicio, el colectivo de Rosa Díez ha empezado a perder terreno en su pretensión de erigirse  en la tercera fuerza política de España y así cerrar definitivamente  el paso  a  periféricos y  centrífugos empeñados en  controlar y dirigir la política nacional  desde las bandas.

El Insomne, por su parte,  considera que la abstención de UPyD en la votación para elegir a la presidenta del Parlamento vasco es plenamente coherente con la línea ideológica de esta formación siempre y cuando dicha  decisión  responda a razones propias, no a maniobras tácticas basadas en la equidistancia o  el rechazo preventivo de una eventual asimilación o  fagocitación.  Eso significa que, a los ojos de este observador, UPyD debería explicar las razones de su postura en ese punto y en el contexto de una estrategia general, no coyuntural.

Lo realmente grave en este caso es que  UPyD no consiga erigirse en la tercera columna de la arquitectura constitucional de España, como parece insinuar o desear  el colaborador de ABC, pues entonces deberíamos empezar a pensar, una vez más, que los separatistas  son más influyentes de lo que veníamos temiendo y sospechando.

La sospecha/temor  adquiere tanta más fuerza cuanto que  ese mismo  día, casi  a la misma hora,   Toni Soler, escriba a sueldo del Sanedrín catalán, arremetía  en La Vanguardia contra Juan Perán, portavoz de UPyD en Cataluña, que había osado utilizar  el término nazi para calificar la inmersión lingüística practicada en estas tierras  y el comportamiento de los líderes del PSC.

En su calidad de amanuense  del Sanedrín o Consejo Asesor de Cataluña, el tal Toni Soler tiene carta blanca y patente de corso. Su tarea consiste en denunciar, a cara de bulldog,  todos  y cada uno de los conatos de rebelión contra la dictadura de inspiración israelí, no nazi, implantada en Cataluña.

Repito: dictadura de inspiración israelí, no nazi. La primera actúa de manera encubierta, siempre encubierta; la segunda, por militarista, busca siempre el choque frontal,  el alarde de fuerza,  la ostentación.  Ese no es el caso ni de la Cataluña del Senedrín ni del Sanedrín de la Cataluña que padecemos.

A Juan Perán se le ocurrió sacar la cabeza y el susodicho escriba se apresuró a cepillarle la coronilla. Primer aviso. Precisamente la idea de dotar a UPyD Cataluña de una dirección colegiada tenía, entre otras finalidades,  la de  dificultar en la  medida de lo posible la localización y la  identificación del cerebro de la formación en estos tiempos en los que  tal vez es más válido que en  cualesquiera otros  el viejo principio de  estrategia militar:  objetivo visto, objetivo destruido.

De todos modos, Juan Perán posiblemente haría bien en recordar, o aprender, la advertencia que figuraba en los viejos trenes de viajeros  de  nuestra querida Renfe: «Es peligroso asomarse al exterior».

En opinión del Insomne,  lo más conveniente  sería que UPyD  Cataluña tuviera en cuenta  la lección de las formaciones que en estas tierras han pretendido seguir una línea ajena o contraria al separatismo. Todas ellas —desde  el primer  PSOE-PSC hasta el partido de los Ciudadanos pasando por el último PPC—  han sido colonizadas y fagocitadas o  reventadas por agentes catalanistas infiltrados e instalados en su interior.

La colonización de UPyD  Cataluña  ya ha empezado, y hoy en sus filas hay  agentes y topos, además de feligreses y bona gent,  que afirman que Cataluña es un democracia cuasi perfecta  con una enseñanza pública en catalán y español al cincuenta por ciento.   Aquí no hay, pues, ni dictadura de cuño israelí,  mucho menos fascista,    mediante la  monopolización dolosa y subrepticia  de las instancias de representación democrática, así como de  los   resortes de poder,  por parte de los catalanistas y  tampoco  persecución de la lengua de Cervantes,  pues cada ciudadano  puede optar libremente, en condiciones de igualdad,  al cargo que desee  en cualquiera de las innumerables dependencias de la Generalidad y elegir a voluntad la lengua en la que quiere escolarizar  a sus hijos.

Eso es lo que el Insomne pudo oír y tuvo que escuchar días pasados de los labios y los ojos —sí,  los ojos— de un  presunto afiliado de UPyD.   Y si entonces el Insomne montó en cólera,  hoy, transcurridos diez días, vive todavía en ese estado de confusión  que provocan en su corazón de viejo luchador las acciones de  la perfidia cuando se alía   con el cinismo.

A decir verdad, buena parte de la responsabilidad de su salvaje  comportamiento  corresponde al maestro Hegel, que le enseñó: «Esclavo es aquel que lo supedita todo a la supervivencia».

Pregunta a la cuatro vientos: ¿correrá UPyD Cataluña la suerte que han corrido hasta ahora cuantos colectivos han intentado rebelarse contra la dictadura catalanista?

Rodríguez Zapatero, mago de las finanzas y discípulo del Barón de Münchhausen

El Barón de Münchhausen

Karl Friedrich Hieronymus,  barón de Münchhausen (1720-1797), fue un soldado de fortuna que recorrió  Europa,  de  guerra en guerra, de batalla en batalla,  a mediados del siglo  XVIII. Ya en vida estuvo  envuelto en la aureola que le proporcionaron  sus incontables e increíbles hazañas,  en su inmensa mayoría fruto de su imaginación o de la imaginación de  sus coetáneos.

De él se cuenta, por ejemplo, que, después de precipitarse  en una ciénaga con su montura, consiguió salir de ella, sin descabalgar, simplemente tirando con fuerza, hacia arriba, de su propia coleta.

Al Insomne le ha venido a la memoria la singular hazaña del ingenioso e hidalgo guerrero teutón al conocer la estrategia ideada por nuestro no menos ingenioso jefe de Gobierno, Rodríguez Zapatero, para hacer frente  a la crisis económica de que  disfrutamos  actualmente  e incluso para superarla.

Después de la gloriosa experiencia del PER en  Andalucía y Extremadura,  nuestro  mago de las finanzas quiere fidelizar a perpetuidad  el voto de los menesterosos de todos los territorios autónomos utilizando como señuelo  y panacea  una generosa política social, naturalmente con cargo a las arcas del Estado.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿qué hará Rodríguez Zapatero, mago de las finanzas y discípulo del Barón de Münchhausen, cuando en las arcas del Estado  no quede ni calderilla para pagar a los ordenanzas del ministerio de Hacienda?

Semana Santa: milagro en el Vallés occidental

Un afiliado de UPyD,  profesor de un instituto de Segunda Enseñanza de Sabadell,  sostiene que en su centro las clases se imparten en español y catalán en régimen de igualdad  (fifty-fifty). Y añade que de los demás centros educativos de la ciudad ni quiere ni puede hablar porque no conoce ni su  situación ni su régimen interno.

Lealtad y libertad

En los proyectos colectivos en los que el Insomne ha participado a lo largo de su vida ha procurado mantener siempre una actitud que conjugara la lealtad y la libertad.  Lealtad con el núcleo óntico y semántico  del ideario o la ideología y, a partir de ahí, libertad para pensar y actuar en asuntos concretos y en  situaciones concretas.

Lealtad, sí; vasallaje, no.

En esos proyectos ha buscado siempre una parcela en la que, por estar relacionada con su experiencia profesional, pudiera desarrollar una actividad constructiva, siempre orientada al fin perseguido o, si se prefiere, al bien general.

A pesar de eso o precisamente por eso, tan pronto como ha advertido un desequilibrio que consideraba ilícito o ingobernable  entre lo que de una manera u otra se predicaba  y lo que se mostraba a la vista,  ha abandonado  el proyecto  y ha continuado la busca/lucha por su cuenta, sin otras limitaciones que el respeto debido a las ideas, a las personas y a las instituciones.

Aun así, como le consta  que incluso  las realidades sociales asentadas sobre falsedades son realidades sociales, ha aprendido a soportar que le den lecciones de democracia, no solicitadas,  personas que, en su opinión,  a duras penas saben  en qué consiste la democracia.

En  definitiva, lo que realmente cuenta es el proyecto nacional, y eso, quiere creer,  pertenece ya a otro plano.

Urkullu, del PNV, defensor y beneficiario de Eta y su dictadura del terror

Al Insomne no  le sorprende pero  le enoja que alguien diga que el actual Gobierno vasco, formado por el PSE y el PPE, es fruto de la trampa y el engaño. Y le enoja  tanto más cuanto que  quien lo dice es Urkullu, gerifalte del Partido Nacionalista Vasco, el mismo que ha gobernado por espacio de treinta años gracias a la dictadura del terror implantada por  Eta y, en definitiva, gracias a sus crímenes.

Miserable, miserable.

Pregunta a los cuatro vientos: si la apología del terrorismo es  delito, ¿por qué no lo es bneficiarse consciente y deliberadamente de los crímenes de una banda terrorista?

Cataluña: de Montilla a Guardans

Zapatero, tahúr de la Meseta, se buscó un cómplice —Montilla— para eliminar a Maragall, burgués catalán perteneciente al Sanedrín o Consejo Nacional de Cataluña, y se encontró con algo que nunca habría imaginado: el remedio era, como mínimo, tan malo como la enfermedad.  ¿Hay alguna diferencia entre Montilla y Maragall? Y si la hay, ¿a favor de quién? El Insomne se refiere, claro está,  al comportamiento de uno y otro en relación con España y los españoles.

Montilla es exponente de una perfidia difícilmente imaginable y, en la práctica,  sin parangón ni por abajo ni por arriba, ni por la izquierda ni por la derecha, mientras que Maragall se inscribe por genealogía y pertenencia social en una burguesía con sus normas de comportamiento y, por lo tanto, con su moral e incluso con su ética.  Claro, claro,  falsa buena conciencia y omertà.

Por eso, aunque en su momento asumiera la tarea de controlar a la charnegada y endosar sus votos al gobierno madrileño a cambio de competencias  y cotas de autogobierno (léase independencia),  es un prohombre burgués y un miembro destacado del Sanedrín o Consejo Nacional de Cataluña, algo que el Montilla nunca será. Para pertenecer a ese selectísimo club, lobby o círculo  político, económico, social y religioso  hay que ser sabra, catalán de mena, y Montilla, charnego descastado, ni lo es ni puede serlo.  Él pertenece por destino a la masa  anónima y amorfa de los prosélitos.

Sabra es, en cambio, el convergente-divergente Guardans, enemigo personal de Mas, que lo es a su vez de Oriol Pujol y toda la cigronada de los pujolines y los ferrusolos.

El insomne considera  que  Zapatero está a la altura de las circunstancias en mala fe, pero le falta conocimiento de la realidad catalana. Para comprender esa realidad y estar a la altura de sus transacciones-operaciones debería aprender primero a distinguir entre colaboración y complicidad.  Entonces sabría, por ejemplo, que, aunque aparente o formalmente Montilla colabore con el gobierno de Madrid, en el fondo mantiene una relación de complicidad-sumisión  con el clan catalán instalado en el complejo político-económico de la Generalidad.

En opinión del Insomne, ese vínculo de complicidad-sumisión establece la línea divisoria entre los catalanes que colaboran con el gobierno de España y los que colaboran  contra el Gobierno de España.  Al primer grupo pertenece, por ejemplo, el charnego Corbacho, aunque sólo sea por falta de luces; al segundo  pertenecen por  derecho y por méritos todos los demás, empezando por Narcís Serra, primer ministro de Indefensa de nuestra patria.

Pregunta a los cuatro vientos:  ¿de dónde le viene a Zapatero su afición a los chanchullos y su querencia a la ciénaga catalana?

Rodríguez Zapatero: una fórmula política para una crisis económica

Es difícil imaginar que Zapatero pueda  elaborar un proyecto o un programa integral y sistémico para abordar una situación o un problema complejo de naturaleza económica. A él lo que le tira es  el gesto rápido,  la pirueta,  la declaración pública por sorpresa y mirando al tendido. Zapatero es ante todo un demagogo en la peor acepción de la palabra, o sea, un embaucador.

Esas cualidades y esa disposición le llevan no sólo a suplantar sin el mínimo rubor al ministro de Economía, haciendo declaraciones y dando explicaciones sobre temas que ni entiende ni conoce, sino incluso a formular propuestas para hacer frente a  los problemas económicos de los españoles;  no para solucionarlos sino para postergarlos y agravarlos.

De hecho, tan pronto como barrunta tormenta,  Zapatero  toma la palabra  y promete  solemnemente que «las personas  necesitadas no quedarán desatendidas».  No  se compromete a combatir el paro y la miseria con medidas  encaminadas  a promover la  actividad empresarial y laboral,  sino que garantiza medios de subsistencia a los más necesitados en forma de ayudas de carácter social. En realidad,  con ello lo que busca y consigue es  fidelizar el voto de algo así como cinco millones de personas.

Una nación es ante todo una unidad de producción, y lo que hace Zapatero es  aplicar  una solución  política o si se quiere  falsamente social y socialista a un problema económico que, dada la naturaleza de las cosas,   tradicionalmente se abordaba y se procuraba resolver esencialmente  en términos económicos, o sea, reactivando el sistema productivo  para que la energía en forma de  flujo dinerario irrigara de nuevo  todo el tejido social, empezando  arriba, en  la empresa, y terminando abajo, en  los trabajadores y los  más necesitados. Por triste y cruel que pueda parecer, la experiencia nos demuestra  que si das de comer a una persona te aseguras  su voto a perpetuidad, pero esa persona  difícilmente volverá a trabajar  Y, en opinión del Insomne,  eso también es corrupción.

A las personas hay que ayudarlas cuando lo necesitan,  pero la solución del problema no está ahí sino en incorporarlas al proceso de producción: en él se realizan a sí mismas y contribuyen activamente a mejorar las condiciones de vida de muchos  seres humanos y, en definitiva, de la sociedad en su conjunto. En las sociedades modernas, la  solución racional y civilizada de  los problemas —de todos los problemas, de casi todos los problemas— está en  el trabajo.  En él deben converger los esfuerzos de explotadores y explotados.

Con su plan social, Zapatero fideliza el voto de los necesitados y deja las crisis económicas para las empresas o, si se quiere, para el capital y los capitalistas.  En la práctica eso significa que  hasta ahora el socialismo  ganaba las elecciones en períodos de prosperidad y  las perdía tan pronto como afloraba la crisis,   pues en esa situación  hay que tomar medidas  que,  por austeras,  espantan a los votantes de izquierdas.

Eso, hasta que llegó Zapatero, mago de las finanzas y del pensamiento mágico. Ahora, con la fórmula ideada por él las crisis sirven para reforzar la posición de la izquierda mediante subvenciones generosas a los parados,  lo que a su vez  lleva incluso  a  la promoción del paro como  medio  natural de éstos.

En opinión del Insomne, la idea, sea original o copia, merece un estudio a fondo y, si procede, una refutación en toda regla.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿no es cierto, como piensa el Insomne,  que la fórmula política de Zapatero para combatir la crisis económica conlleva, como mínimo,  el peligro de promover  la desnaturalización y el envilecimiento de la clase trabajadora caracterizada históricamente por su espíritu de lucha?

El Cardenal Arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, y el Abad de Montserrat, Josep Maria Soler, fariseos y sepulcros blanqueados

Después de décadas  al  servicio  del  catalanismo político como correas de transmisión de  sus consignas y  como miembros activos del Sanedrín o Consejo Nacional de Cataluña, estos dos fariseos y  pastores asalariados han conseguido su propósito: hacer callar a Federico Jiménez Losantos.

Miserables, miserables.

Para ello han tenido que poner a contribución sus peores armas y llevar su intriga hasta el mismísimo  Vaticano. Su actuación es tanto más repudiable en términos éticos y religiosos cuanto que  se inscribe en un proyecto político que tiene por  objeto eliminar el idioma español de las iglesias de Cataluña  y, por lo tanto, dejar sin servicios religiosos  en lengua materna a más de la mitad de su población, unos cuatro millones de personas.

Desde esta página, el Insomne, en su condición de católico, pide (¿exige?) que el Vaticano, situándose por encima de intereses espurios,  investigue el comportamiento de estos dos clérigos y de todo el clero catalán en relación con los partidos políticos y su colaboración en actividades no sólo ajenas al mensaje evangélico sino incluso contrarias a los derechos naturales de las personas.

Pregunta a los cuatro vientos:  ¿desoirá el Vaticano esta llamada y dejará a más de cuatro millones de ovejas en manos de pastores asalariados y desleales?

Operación Montilla

Ciertos indicios —la demora sine die  et sine hora en presentar las cuentas de la financiación autonómica y  en emitir y dar a conocer el   fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, así como  el furtivo pero  creciente acoso de Zapatero  a Montilla y su club-clan— dan derecho a  pensar que   está en marcha una operación  gubernamental-estatal para hacer con los catalanes  algo parecido a lo que se ha hecho ya con los vascones.

Según parece, la operación comprende tres objetivos, que podrían ser otras tantas etapas y estampas:  Montilla, el PSC  y el frente catalanista.

Las acciones para alcanzar el primer objetivo —el derribo  fulminante y sin apelación  de Montilla— ya están en marcha.  Y él lo sabe. Esas acciones responden, en primera instancia,  a un movimiento de tenaza y  tienen por misión privarle de apoyos en el conjunto de  los partidos catalanes, pero, como es natural, sobre todo en el seno del PSC. Nada de franquicias. El PSOE tiene que volver a ser el PSOE.

Se sabe que el  hombre designado para sustituirle en la Generalidad y en el PSC-PSOE es Corbacho.  Corbacho contará con la compañía y la asistencia de  la Chacón en las acciones de más envergadura y siempre que el proyecto lo requiera.

Ahora, lo que hay que hacer es esperar que se lleve a cabo la operación  y que  Corbacho no sea un nuevo Montilla y que la Chacón no se convierta,  por ejemplo, en una Rosa Regàs.

Como queda dicho, el fin último es desmontar el frente catalanista, instaurando en Cataluña una  democracia que responda a su realidad sociolingüística,  con dos comunidades equiparables en términos demográficos. Algo parecido a lo que se ha ensayado con éxito en le país de los vascones.

Los sueños independentistas quedan ya para esos carreteros de izquierda republicana que somian truites.

Pregunta a los cuatro vientos:  agotado el repertorio de faroles y amenazas, ¿qué perfidia endosará   Montilla, con su cara de burócrata bolchevique,   al siempre sorprendente, nunca soprprendido, Zapatero?

Los Estados Unidos de Obama

En el frente que,  a través de pozos de riqueza y de pobreza, se extiende desde el Mediterráneo de los antiguos fenicios hasta el Afganistán de los páramos rocosos y  los campos de amapolas,  Estados Unidos ha terminado por adoptar una  actitud de contención, una vez superada, no concluida,  la etapa  tanto de las invasiones y las ocupaciones en nombre del progreso y la democracia como de  las acciones de ayuda a Israel en su eterna lucha por la supervivencia. El coloso americano ha decidido no abandonar a David, pero no le deja que ciegue al Goliat nuclear de los medos con su honda de acción fulminante y certera.

Probablemente, en el espacio de una década  el universo árabo-musulmán se constituirá en uno de lo grandes bloques de la política mundial, pero, aun así,  tendrá que aceptar y respetar  la existencia de Israel como Israel tendrá que aceptar y respetar  la existencia de un bloque árabo-munsulmán nuclearizado.  Al menos, eso parece.

Mientras tanto,  Estados Unidos  ha abandonado  sus pretensiones de superpotencia y ha reclamado la ayuda y la colaboración de la ONU y de la OTAN para reducir el coste de sus acciones en el exterior  y  al mismo tiempo  aumentar la legitimidad de su actividad como guardián de la paz mundial. Multilateralidad a fortiori.

En este contexto, la llegada de Obama a Suramérica puede verse como un intento de descubrir y explotar nuevos mercados económicos y, simultáneamente, como un primer movimiento para pasar del imperialismo militar geoestratégico  al imperialismo económico continental. No creemos que Estados Unidos pueda vender allí  muchas armas. Creemos en cambio que puede vender todos esos artículos que desde hace décadas viene fabricando para la sociedad de  consumo. Pero para ello tendrá que proporcionar dinero a sus futuros  clientes, ya sea mediante créditos o mediante la adquisición de esas materias primas que los países de Suramérca tienen en abundancia.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿cuánto tiempo tardará el bloque Brasail-Argentina en competir con el bloque Estados Unidos-Canadá por la hegemonía del nuevo continente?

La nave de los Ciudadanos

El partido de los Ciudadanos  (C’s) recogió el mensaje  del PP de Vidal-Quadras y de la corriente más  española del PSOE-PSC,  junto con el  ideario  de  entidades  culturales como  la Cervantina, Cadeca,  Profesores por el bilingüismo, etc.  La presentación pública de la nueva formación tuvo lugar en una serie de actos hábilmente escenificados como  happening político-intelectual  de altos vuelos y corrió a cargo del elenco de catorce intelectuales integrantes de la llamada izquierda de armiño.

Corría el año  2006,  y el Insomne, encriptado entonces como  Pájaro bobo,  escribió a vuela pluma  en su diario: «Los sirgadores de Sant Gervasi arrastraron la  nave de los Ciudadanos desde la parte alta y más noble  de la ciudad de los Condes hasta  la  Barceloneta, puerto del mar de la Sargantana, donde esta mañana tuvo lugar la batadura. Ellos permanecieron en tierra para celebrarlo y despedir a la triupulación».

A partir de ese momento, la nave de los Ciudadanos estuvo al mando de Francesc de Carreras, miembro del Sanedrín o Consejo Asesor de Cataluña, que, catalejo en mano,  desde  su despacho  dirigió  cada una de las  singladuras y supervisó los trajines —asambleas y motines—  de  la tropa a través de un grumete de su entera confianza llamado Albert Rivera.

Hasta que llegó el día y sonó la hora del desguace. Entonces, la nave de los Ciudadanos abandonó el mar de la Sargantana y fue instalada en el dique seco de la Barceloneta. Aquí,  calafates  a sueldo llevan meses  despanzurrándola y  descalafateándola  como sólo ellos saben hacerlo. Sí, estos calafates de ribera nunca se han dedicado  a calafatear el casco de la nave de los Ciudadanos sino a barrenarlo y a abrir vías de agua en él.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿recogerá  UPyD a los náufragos y supervivientes del partido de los Ciudadanos o correrá la misma suerte que éste a manos de los mismos falsos calafates?

Afortunadamente,  la cabeza de UPyD está lejos de estas aguas y, por lo tanto, fuera del alcance del Sanedrín y sus calafates.

¿Castración química para el Estatut?

Victoria Prego ha publicado recientemente un meritorio artículo titulado  Castración química para el Estatut. En él explica  que el Tribunal Constitucional está llevando a cabo una profunda limpieza conceptual del  mencionado documento estatutario.

Aun así, según la periodista, los miembros de dicho Tribunal «van a evitar publicar un fallo que esté lleno de preceptos declarados inconstitucionales y, en lugar de eso, van  a intentar vaciar de fuerza jurídica esos mismos preceptos porque —dirá la sentencia— no vinculan al Estado»·

En opinión del Insomne, justamente esa será la gran victoria del Estatut: conseguir que el Tribunal Constitucional se inhiba  de facto y deje sin efecto  la Constitución española de 1978 frente al Estatut. Error, gravísimo error.

El Insomne considera que el Tribunal Constitucionl debería haber rechazo de plano el Estatut como documento  elaborado de manera fraudulenta y, en esencia,  doloso en sus medios y en  sus fines. Medida que debería haber ido acompañada de la suspensión temporal  del Parlamento de Cataluña y el procesamiento de los autores del documento estatutario.

¿Acusación? Conjura, fraude y dolo institucionales contra el Estado.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿para qué tenemos un  Rey?

La hora del Tribunal Constitucional

A los ojos del Insomne, el punto de partida como realidad  profunda e incontrovertible  es que en Cataluña viven y conviven o, al menos, existen y subsisten  dos comunidades sociolingüísticas: una comunidad de lengua española y una comunidad de lengua catalana. La comunidad de lengua catalana es numéricamente minoritaria pero política y socialmente dominante y opresora;  la comunidad de lengua española es numéricamente mayoritaria pero está política y socialmente  dominada y oprimida .

Desde la instauración de la democracia en España,  los miembros de la comunidad de lengua española de Cataluña  tienen derecho de voto, pero no representación propia. De hecho, la  representación de todos los habitantes de Cataluña está total y exclusivamente en manos de la comunidad de lengua catalana: partidos políticos, Parlamento,  instancias públicas.

¿Por qué? Pues porque en realidad en Cataluña no hay democracia. Y no hay ni ha habido democracia en ningún momento porque las instancias de representación social y de decisión han estado siempre y sólo  en manos de representantes de la comunidad de lengua catalana. Aunque en Cataluña más de la mitad de la población habla español  y se considera parte de España como pueblo y como  nación,  a efectos prácticos   la comunidad de lengua española no existe y, por lo tanto, sus miembros están privados de varios de los derechos constitucionales que les pertenecen.

Si es cierto, eso  significa, entre otras muchas cosas,  que todas las instituciones públicas  de Cataluña son ilícitas e inmorales, pues ni  están atendidas por  representantes de las dos comunidades sociolingüísticas ni defienden por igual los derechos de  los miembros de una y otra comunidad.

Clave de la conjura y el fraude: derecho de voto para todos;  representación (democrática) sólo de nosotros para nosotros.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿VA A REFRENDAR EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL CON SU FALLO SOBRE EL ESTATUTO DE CATALUÑA UNA SITUACIÓN ROTUNDAMENTE ILÍCITA, INCONSTITUCIONAL E INMORAL, NACIDA DE UNA CONJURA URDIDA POR LOS REPRESENTANTES DE UNA DE SUS DOS COMUNIDADES LINGÚÍSTICAS,   CUANDO TIENE CONOCIMIENTO DE ELLA?

Cataluña-Catalunya

El día en el  que se reconozca de palaba y de obra   que en Cataluña hay dos comunidades lingüísticas equiparables en términos demográficos se cumplirá la primera condición para que en  ella  haya una democracia auténtica.  Condición primera y necesaria pero no suficiente.

En  Cataluña habrá democracia de hecho cuando todos  y cada uno de sus ciudadanos tengan los mismos derechos y puedan ejercerlos en condiciones de igualdad  y cuando sus instituciones públicas estén ocupadas, en términos proporcionales, por representantes de las dos comunidades.

Mientras tanto habrá opresión, que es lo que hay ahora.  Y esa opresión se justifica diciendo que mantiene la cohesión social. Claro, claro, y no hay paz como la paz de los cementerios.

Una comunidad minoritaria oprime a una comunidad mayoritaria e incluso le impone su lengua, una lengua que, aun así, sigue siendo minoritaria en todos aquellos ámbitos que no están bajo el control directo de esa minoría.

Pregunta a los cuatro vientos: si esto es así, ¿por qué se consiente?

La tercera muerte de Ciudadanos (C’s)

A los ojos del Insomne, que viene siguiendo la vida pública de Cataluña desde hace como treinta años,  Ciudadanos  (C’s)  ha sufrido hasta el momento dos muertes parciales o necrosis.

Ahora parece ser que está a punto de sufrir su tercera muerte: mutilación del cuerpo y desnaturalización del  ideario. Se dice insistentemente que, en cuestión de días, la formación  perderá su ala izquierda y otrora  más representativa y se procurará una prótesis en forma de ala artificial, regalo de Miguel Durán, vidente y mago o vivales instalado de por vida en la política especulativa.

Curiosamente, el vidente Miguel Durán actúa “a les palpentes” y siempre da con la caja de caudales. Además,  su prótesis tendrá forma de ala delta y permitirá al grumete Rivera y los suyos volar siempre a favor de las corrientes de aire más propicias.

Como la coexistencia de las dos alas en un mismo cuerpo es imposible,  Albert Rivera,  grumete en funciones de capitán de navío, ha optado por el vivales para prolongar su existencia, aunque  ello implique acabar vendiendo cupones  por encargo y a beneficio de terceros.

El Insomne se atreve a pronosticar que ese será su fin.

En cierto sentido será un fin lógico y coherente si tenemos en cuenta que, desde su nacimiento en un happening multitudinario de la izquierda de armiño —la que decidió permanecer en tierra para no mojarse ni mancharse— ,  el  llamado Partido de los Ciudadanos ha jugado siempre la carta de la   indefinición  propia  de  esta tierra y sus aborígenes.   Por eso  a nadie puede sorprender que ahora el grumete-capitán de navío, tras consultar a su valedor, el catedrático de la plastilina,   ponga sus pobres haberes en las manos de un vidente y mago de la política especulativa que antes lo fue de la economía especulativa.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿es cierto que el otro Duran,  el de Unión  Democrática, ha reservado alojamiento en las burguesas  dependencias de su predio, nunca pecio,  a los ciudadanos abducidos y guiados  —¡aconductats!— por su homónimo, el  vidente-televidente de la ONCE y Telecinco?

Guardans: totalitarismo catalán

El Insomne entiende que el actual  totalitarismo catalán es de cuño israelí, no fascista.  Los regímenes fascistas y de inspiración fascista priman ostensible y ostentosamente  los procedimientos militares y militaristas, basados por definición en la fuerza física y en la ostentación de esa fuerza.  En realidad, todo eso es no sólo ajeno sino incluso contrario, esencialmente contrario al tarannà catalán.

La burguesía catalana es patológicamente  antimilitarista.

De hecho, el actual régimen político catalán, definido, según se quiera, como totalitario o dictatorial, se basa en un control de la colectividad y del ciudadano inspirado en el modelo israelí. Perfidia y sigilo. Mucha perfidia y mucho sigilo, pero sin ostentación. Aquí no hay desfiles militares ni juventudes militarizadas. Por ahora.

¿Tendremos que esperar al triunfo definitivo del  totalitarismo catalán para asistir a esas exhibiciones de fuerza?

No lo sé, lo que sé es que, de momento, estamos en el reino de la perfidia; sus armas son la conjura y la intriga.  Eso es algo que Guardans debería saber, aunque sólo fuera para guardarse de sus compatriotas.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿qué lengua es esa en la que nunca, prácticamente nunca, se pronuncian palabras como cobarde, cobardía, traidor, traición, colaboracionismo, colaboracionista, cuando sin ellas sería imposible escribir la historia del pueblo que la habla?

El diario ABC y la lengua española

En la edición de hoy,  26 de abril de 2009,  del diario ABC leemos: «Conmigo en el Gobierno no se hubiera producido esta crisis».

El Insomne considera que el enunciado de la noticia es gramaticalmente incorrecto. En su opinión, ésta  debería —no debiera— decir por ejemplo: «Conmigo en el Gobierno no se habría producido esta crisis».

Pregunta a los cuatro vientos: ¿deberían (no debieran) conocer mejor su lengua los españoles?

¿Ministro de Justicia?

Francisco Caamaño, ministro  de Justicia, ha afirmado reiteradamente que el Estatuto de Cataluña,  pendiente de fallo a cargo del Tribunal Constitucional,  es constitucional, plenamente constitucional, absolutamente constitucional.

Pregunta a los cuatro vientos: ¿está mal de la cabeza o del bolsillo quien así habla?

En cualquier caso, el  Insomne le sugiere que acepte el encargo y redacte el Acta de Independencia de la República Catalana.

Vidal-Quadras: la eterna esperanza

En estos momentos, lo lógico, incluso lo responsable,  sería ocuparse  de la gripe  que nos ha llegado de México, vía aviaco,  gripe  porcina que, convertida en amenaza,  viene a sumarse a la plaga del paro.  Cuatro millones de menesterosos aborígenes y otros tantos de menesterosos importados. Gastarbeiter? (Así se llamaba a los trabajadores extranjeros en la Alemania del milagro económico: trabajadores en calidad de huéspedes. Años cincuenta, siglo XX.)

Mal panorama para todos. Menos para Zapatero, que,  llevado de una perfidia deudora de la ignorancia, quiere rentabilizar esa situación en beneficio propio, copiando el modelo del PER instaurado e implantado por Chaves,  colega y subalterno,  en el al-Ándalus. Blindar y fidelizar  a perpetuidad el voto de los parados.

El Insomne entiende que el socialismo debe  impulsar la máquina productiva de la nación y, acto seguido,  exigir la parte que, en justicia, corresponde a los trabajadores.  Que exploten ellos. Vivir de la sopa boba no es socialista, es antisocialista.  Y,  si vivir de la sopa boba es antisocialista, comprar votos con la sopa boba es aún más antisocialista, ¿te enteras, Zapatero?

Eso es demagogia, demagogia pura. Por eso, Vidal-Quadras, pensando en voz alta,  dice ahora que la lucha contra la crisis económica  debe empezar con la eliminación de Zapatero, parte del problema y agravante.

Vidal-Quadras, ayer esperanza de  los españoles de Cataluña,  vuelve ahora por sus fueros como esperanza de todos los españoles:  los males actuales de España son  consecuencia  obligada  de su  estructura política y su estructura económica. O lo que es igual: mala administración y falta de  rendimiento .

La situación exige un planteamiento-tratamiento  integral.  Los trabajadores deberían ser los primeros en denunciar el actual Estado de las Autonomías  como principal causante de la crisis. Con el actual régimen autonómico no hay salvación posible.  El paro aumenta, pero los separatistas catalanes siguen con su política estatal y  sus embajadas.  Dicen:  «Somos una nación y queremos un Estado propio. Los españoles nos lo deben».

Si un día, ya lejano, Vidal-Quadras pudo poner coto a la expansión separatista en Cataluña agrupando en torno a él a los miembros de la comunidad de lengua española sin distinción de ideologías, hoy podría y debería agrupar a los españoles conscientes de la gravedad de la situación  en torno a una España unida y laboriosa.

En estos momentos de crisis económica y crisis de Estado, las ideologías  no hacen sino agravar la situación  en cuanto que dividen las fuerzas y multiplican exponencialmente  los problemas y su gravedad.

Parece ser que Vidal-Quadras acompañará a Mayor Oreja en las listas  del  PP  para  las elecciones europeas.  Los dos encarnan una línea dura tanto frente a una pseudoizquierda confabulada con los separatistas  periféricos como frente a corrientes disgregadoras e insolidarias  cada vez más agresivas y desleales.

Pero, al mismo tiempo, uno y otro  defienden la necesidad de un pacto de Estado entre los dos partidos nacionales: el PP y el PSOE,  condición indispensable para afrontar la crisis con posibilidades de éxito. Los trabajadores no deben pagar las consecuencias de la crisis y, mucho menos,  financiar el Estado de las Autonomías, toda vez que la división política de España significa la división y el empobrecimiento de la clase trabajadora.

Pregunta a los cuatro vientos:  ¿habrá que empezar una vez más  de cero?

Del Idióticon del Insomne
Para el  Insomne aviaco significa avión,  aviación y similares. En este caso concreto  es sinónimo de «aérea».
Menesteroso, lo mismo que tuberculoso pobre, pertenece al vocabulario familiar del Insomne.  Ambos términos designan a una persona falta medios de subsistencia y carecen de connotaciones despectivas, al menos conscientes y deliberadas.  De hecho, el Insomne se considera miembro honorario  de la Hermandad del tuberculoso pobre.

El diario La Vanguardia en catalán

La Vanguardia en catalán. Era de esperar. De hecho, la jugada está programada desde antes de que la mayoría de los catalanes vivientes  supiera leer y escribir en catalán. Ingeniería social y política de Estado. Aunque los ingenieros-políticos hayan estudiado  concienzudamente las  medidas a favor del proyecto y contra la prensa española en español,  habrá que esperar y ver cómo les va.  No les será fácil.

En cualquier caso, el éxito sería suyo, sólo suyo. El fracaso, más que probable,  será obra del odio que los madrileños, empezando por el diario ABC, profesan a todo lo catalán.  De ahí, no los va a sacar nadie. Al menos, así ha sido hasta ahora. ¿Ignorancia contumaz, falsedad irreductible?

Posible  primer titular del primer número:  SOM UNA NACIÓ,  EXIGIM UN ESTAT  PROPI!

Pregunta a los cuatro vientos: ¿qué medidas de apoyo activo y rechazo preventivo han preparado los ingenieros-políticos de la Generalidad para llevar adelante un proyecto de base económica que repugna al más elemental conocimiento de la realidad socio-cultural de Cataluña?